¿Deben vivir nuestros hijos en un mundo color de rosa?

20.03.2015 13:40

                                      

Hoy os invito a realizar una reflexión, ¿Hasta que punto debemos enseñar a nuestros hijos el mundo de color de rosa?

Tomando el café mañanero con las mamis del cole, hemos tenido un tema de conversación que nos ha entristecido a todas y nos ha hecho agradecer que nuestras hijas hayan nacido en este país y no en otros donde son torturadas, entregadas a hombre mayores como esposas, o niñas con 6 años donde sus propias madres o abuelas las llevan al bosque a practicarles la ablación. Ya se que son costumbres de otros países que nunca entenderemos, pero realmente me alegro de que esto no se dé en mi país.

Aquí no tenemos estas cosas pero si tenemos otras que inundan las noticias durante meses como pederastas que raptan a niñas de 6 años o profesores que precisamente se han metido en esa profesión para tener más posibilidades de practicar abusos a niños que de otro modo les resultaría mucho más difícil acceder a ellos.

 

Todas estas noticias nos encogen el corazón cuando las oímos en los medios de comunicación, y muchas de ellas a mi personalmente me dificultan el conciliar el sueño, pero me lleva a una pregunta que no consigo contestarme a mi misma, y me gustaría saber, ¿que opináis vosotros porque yo no lo tengo claro?

¿Qué debemos contar a nuestros hijos?

¿Debemos avisarles de estos peligros o seguir manteniéndolos de pequeños en su mundo de color de rosa?

 

Muchas veces les doy avisos a mis hijos para que tengan cuidado con todo los que les rodea, pero no se hasta que punto estos avisos son buenos para ellos. Si nosotros mismos a veces no somos capaces de reconocer peligros que tenemos a nuestro alrededor como podemos enseñar a nuestros hijos a prevenirlos.

Es muy sencillo decir a nuestros hijos que caminen por la acera, que no crucen un paso de cebra en rojo o que no se vayan con desconocidos.

¿Pero que pasa cuando el que se lleva a tu hijo no es tan desconocido?

¿Cómo enseñarles a distinguir que hay gente a su alrededor que quizá pueda no ser tan bueno como parece?

¿Eso es bueno para ellos o les crea un estado de permanente alerta que les puede crear un trauma a largo plazo?

No hablo de tenerles metidos en una burbuja del los mundos de Yupi, pero hasta que punto se les puede contar la realidad a los niños, porque si les contamos demasiado poco se creen que el mundo es un lugar ideal y no valoran la realidad, y se les contamos todos estos peligros que hay hoy en día y de los que los padres tenemos tanto miedo, podemos crear niños miedosos y en estado permanente de alerta o incluso tanto decirles cuando hacen cosas peligrosas que se van a romper algo o incluso que se van a matar, llegan a un punto que los niños empiezan a hablar de la muerte de una forma totalmente natural a unas edades tan tempranas que casi da miedo. Entonces, ¿Donde está el equilibrio? La realidad y la utopía en la que tenemos a los niños, a veces está separada por una linea tan fina que da lugar a no saber que les debemos decir y que no. Por sobreprotección les contamos cosas que no deberían saber y también por mantenerles en esa burbuja otras no se les cuenta casi nada, entonces ¿Como conseguir ese punto medio?

Cuando yo era pequeña no recuerdo que jamás me mencionaran estos temas, pero también es verdad que antes eran otros tiempos. Si bien hoy en día se oyen barbaridades que ocurrieron en la época en que yo era niña y que se están conociendo hoy, cuando era pequeña jamás me encontré en ninguna de estas situaciones incomodas, supongo que vivía en uno de esos pueblecitos en los que los niños íbamos solos al colegio, no como ahora que los padres van a llevar a sus hijos y a recogerlos al colegio casi hasta el instituto. Como he dicho, nosotros de bien pequeños íbamos solos al colegio, pero íbamos seguros, porque calle por la que pasábamos, vecino que estaba por allí, ¡ y hay pobre del  que se atreviera a hacernos algo!

Antes los pueblos eran una piña y todos se defendían, si a alguien se le ocurría entrar en una casa a robar iban todos los vecinos detrás del ladrón corriendo. Hoy en día muchos vecinos giran la cara como si no han visto nada para no verse implicados, no se si por miedo o simplemente porque pasan de complicarse la vida. No se dan cuenta de que mañana pueden ser ellos a los que les ocurra.

 Ahora vivo en un pueblo diferente, también pequeño como en el que crecí,  pero la sensación de que nuestros hijos están protegidos como lo estábamos nosotros de pequeños se ha perdido.

Ojala volviéramos a los tiempos en que nuestro hijos correteaban por la calles desde el amanecer hasta el anochecer, ellos solos con sus amigos, sin estar los padre todo el tiempo en vilo pensando en si les habrá pasado algo o en si alguien se meterá con ellos…

 

Como me gustaría volver a esos tiempos de antes.

Saludos.

Zoraida.

 

Enlaces relacionados:

Equipos de protección para niños. Razones para ponérselos.

Lactancia materna, opción libre y sin presiones. ¿O no?

Gran rebrote de varicela en niños en España. ¿Estamos haciéndolo bien con el cambio de fechas de vacunación?

¿Respiras mal con el aire reseco que deja la calefacción? Humidificadores infantiles.

 

 

Tema: ¿Deben vivir nuestros hijos en un mundo color de rosa?

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario