Estereotipos femeninos y masculinos

27.04.2015 13:53

Cuando pensamos en hacer un regalo a una mujer al final siempre acabamos cayendo en los estereotipos y siempre se nos acaban ocurriendo las mismas cosas. No se porqué es pero desde pequeños, parece que estamos incluidos en un grupo, como que por ser hombre o mujer nos tuvieran que gustar cosas diferentes.

Es curioso ver como a una mujer le regalan un aparato para el hogar a a todo el mundo le parece bien, y a un hombre le regalan un aspirador y todos los que se enteran se parten de la risa. Me parece que es un problema de educación, que nos lo han inculcado desde pequeños, y se queda tan arraigado que cuando nos hacemos mayores nos encontramos con este problema que ya no sabemos como cambiar. 

Recuerdo un año que mis hijos le regalaron a su padre un aspirador de esos que los enciendes y limpian el polvo del suelo ellos solos. Cuando los conocidos se enteraron, no dijeron nada, pero vi la mueca en su cara, solo les faltó la coletilla de "Mejor para el día de la madre".

No estoy diciendo que seamos los padres los que estemos enseñando mal a nuestros hijos, sino a la sociedad en general.

Cuando yo era pequeña, los niños jugaban al balón y las niñas a la goma, y cuando acababas de comer las niñas ayudaban a recoger la mesa y a limpiar, y los niños se quedaban tan anchos jugando como que las labores de casa no fueran con ellos. 

Me parece que educar esto en la actualidad es realmente vergonzoso y les estaríamos haciendo un flaco favor a nuestros hijos varones si lo hacemos así, porque cuando crezcan se van a dar de bruces con la realidad, porque dudo mucho que cuando crezcan nuestros hijos, se vayan a encontrar con una mujer que les vaya a permitir seguir siendo como eran cuando vivían con sus mamas, y no creo que les vayan a consentir seguir tocandose la barriga como han venido haciendo hasta ahora en casa de sus padres.

Este puede ser uno de las causas más importantes, de las que tenemos hoy en día, como motivo de las rupturas familiares.

Hoy mismo me ha ocurrido con mi hijo pequeño que solo tiene dos años. Ayer estuvo en el cumpleaños de su primo, y le dieron dos globos con forma de espada y de flor. Dos a cada niño. Esta mañana se ha puesto a jugar con ellos y me ha dicho que las flores son de su hermana porque es una niña y las espadas de el porque es un niño. Solo tienen dos años y por supuesto que jamás les he educado con estos estereotipos.

¿De donde ha sacado esta idea,  mi niño de dos añitos?

Creo que una gran fuerte de este machismo lo encontramos en la televisión, y no hablo solo películas, sino de dibujos animados.

Los niños juegan a que son caballeros con caballo, escudo y espada, y la niñas juegan a que son princesas a las que el caballero tienen que rescatar….

Con lo que pensando en este juego anterior, deduzco que los cuentos clásicos infantiles también les están haciendo un flaco favor a la educación de mis hijos.

 

 

Recuerdo hace unos años que a mi niña le apetecía un traje de princesa y se lo compré para carnaval. Cuando ya no le valía, me acuerdo que dije, bueno cuando crezca tu hermano se lo ponemos de disfraz a el. A mi hija le pareció perfecto, cosa que no ocurrió con todos los demás que estaban a mi alrededor, y no me refiero a mi familia, en ese momento estábamos en el parque y estaba rodeado de padres y madres.

Si vemos a una niña con rulos, tacones y maquillandose, nos parece un juego inocente de lo mas normal, pero si se lo vemos hacer a un niño, ya empiezan a pensar que hay una orientación sexual diferente. ¿Por qué, quien dice que no pueda hacerlo?

Les parecía horrible la idea de que a un niño pequeño le pusiese un vestido de princesa, y sin embargo ven estupendo que unos hombres se emborraches y se disfracen de mujer en una despedida de soltero. Por que las niñas de rosa y los niños de azul, ¿Quien ha puesto esta regla?

¿Veis alguna lógica en todo esto? Porque yo no la encuentro.

Aunque intentemos educar a nuestros hijos, de dorma que les expliquemos que las mujeres y los hombres son iguales, al final hay un montón de factores sociales, que les influyen y les afectan, de forma que les acaban orientando hacia unos gustos u otros.

Al final, hagamos lo que hagamos los niños acaban jugando al balón,  dinosaurios y  coches, y las niñas con muñecas, cochecitos y a  peluqueras y maquillaje.

 

Recuerdo una vez, que un niño amigo de mi hija, jugaba con el carrito de pasear a las muñecas. Cuando le vieron los hombres que estaban allí,se echaron a reir y se dieron por ofendidos porque hicera eso. 

¿Por que les ofende que un niños pequeño juegue con lo que le apetezca?

El solo estaba interactuando socialmente con las demás niñas que había allí. El padre de la criatura,  que estaba allí en ese momento , puso cara de sorpresa y le dijo que dejara el cochecito porque eso era cosa de niñas. Al niño en ese momento no pereció preocuparle eso ni un poquito, pero hoy es el día, dos años después, que no le he vuelto a ver jugar con muñecas, de echo si le preguntas te contesta que eso es de chicas. 

Estoy segura de que si en ese momento, el niño hubiera pasado por el jardín con una cortacesped de juguete, a todo el mundo le hubiera parecido estupendo. 

 

Recuerdo otra ocasión, en la que unos vecinos que tienen dos niños, celebraban el cumpleaños de uno de ellos. Estuve buscando una cocinita para regalarle por motivo del cumpleaños, porque cada vez que venían a casa le encantaba jugar con la cocinita de mi hija. Al final el regalé un juego para jugar al golf en el jardín, porque por la cara de sus padres (mas bien el padre, la madre no tenía ningún problema), pensé que opinaban que no pegaba una cocinita para un niño. Mas adelante la madre me reconoció que le habría gustado mucho mas la cocinita al niño, ya que había un amiguito suyo que la tenía, y cada vez que iba a verle al niño le encantaba jugar con ella.

Todo esto me lleva a pensar que no es la genética la que lleva a los niños a querer jugar con un juguete diferente al de las niñas, sino que somos la sociedad en general, la que les orientamos a jugar con uno u otro.

 

Como ya he dicho, es algo que ocurre mucho con los regalos de cumpleaños, cuando vas a hacer un regalo a una niña le compras una muñeca, y cuando se trata de un niño le regalamos coches y balones, como si diéramos por hecho que por ser mujer le tienen que gustar las muñecas y no los coches, y viceversa. 

Así no vamos a conseguir cambir los estereotipos en función del sexo de cada niño, que finalmente acaban prococando que por costumbre adoptemos un rol u otro, dentro de la unida familiar, que no son los que realmente desearíamos en nuestra vida.

 

¿Es algo genético que llevamos dentro y no podemos evitar, o es algo cultural que se aprende por  imitación?

A veces, tengo ganas de darme de cabezadas contra la pared, cuando me encuentro con días como los de hoy, en los que mi peque de 2 años, me dice rotundamente, que es de niños los globos con forma de espada y de niñas los globos con forma de flor, cuando yo no le he educado haciendo diferencias por sexo. Además me dice que el rosa es de su hermana por ser niña. Pero si hasta hace nada su color favorito era el rosa, y nadie le ha dicho que ese es el color tipico de las niñas, ¿Por qué de repente se ha producido este cambio? ¡Solo tiene dos años!

 

En algunas ocasiones he llegado a pensar que el jugar con determinados juguetes si era genético, me explico:

A mi hija nunca le ha gustado el balón, cuando su mejor amigo le pedía jugar al futbol, ella no quería y le pedía jugar a las muñecas. Tengo claro que a mi hija no le gusta nada el futbol, pero no se si es porque a sus padres tampoco nos gusta nada este deporte, y la niña por imitación a papa y mama, tampoco le gusta a ella. Aunque si le gusta meterse en la maraña del juego para llamar un poco la atención, cuando ve que todos los demás juegan (creo que esto si es un poco de chicas), pero no se implica en el juego propiamente dicho, como mucho se lleva un balonazo por estar en medio.

Pero cuando mi hijo pequeño empezó a tener uso de razón, le empezóa a gustar muchísimo el futbol, como vulgarmente se suele decir, "mas que a un tonto una piruleta". Cosa que me lleva a preguntarme el por qué. Le hemos enseñado igual al niño que a la niña, somos lo mismos padres, y sigue sin gustarnos el futbol. Mi marido si es un partido interesante igual si lo ve, pero si nó no. 

Mi hija tenía balones y no los tocaba. Mi hijo si hay un balón no quiere otra cosa.

¿Por qué a mi hijo le encanta?

¿Ha sido una casualidad, o es verdad que influje el sexo en los gustos?

Creo que es algo, a lo que por mucho que discutamos no vamos a llegar a un acuerdo.

 

¿Se puede hacer algo para evitar estos gustos, mediante la imitación del comportamiento social, o por llevarlos en la genética de nuestro sexo estamos condicionados sin poder elegir?

Ahí os dejo la pregunta, y espero haber calado en vosotros para invitaros a una reflexión sobre el tema.

Saludos.

Zoraida.

 

 

Enlaces relacionados:


Catalogo de juguetes Toy Planet contra los Micro Machismos

 

¿Compartimos demasiado la vida de nuestros hijos? Respuesta a Madresfera

 

Imaginarium. Como elegir los mejores juguetes

 
 

Tema: Estereotipos femeninos y masculinos

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario