Formas de ahorrar: Fuera los TOTAL POR...

23.03.2015 19:40

 

Con esta época de crisis que estamos viviendo, de la que sabemos mas o menos cuando empezó pero que por mucho que nos digan, que estamos viendo la luz al final del túnel, yo no lo tengo tan claro, se está haciendo muy importante tener trucos para llegar a fin de mes, y donde antes no mirabas si gastabas o no, ahora quien más y quien menos lo miramos un poquito más.

 

Supongo que con los años se va adquiriendo experiencia y en esto de hacer compras y haber trabajado en comercio es un grado. Cuando has estado en esto tanto tiempo como he estado yo, te sabes todos los truquitos, para que al final de la experiencia de compra, los clientes lleven en sus carritos bastante más de lo que pensaban comprar. Y es que el marketing en las tiendas está pensado para algo, y este algo es que los clientes que entran en sus tiendas se lleven “algo más” de lo que en principio pensaban comprar.

 

Si vas a la tienda a comprar una barra de labios te ofrecen su correspondiente perfilador, si vienes a por la sombra de ojos te ofrecen el eyeliner y la mascara de pestañas, o si vas a por un orinal para un bebe que te lleves de paso el reductor del wc. Esto  es lo que los vendedores conocen como “enlazar ventas” y esto es al fin y al cabo parte de su trabajo. De eso viven los comercios y dan trabajo a muchas personas, pero cuando tus ingresos se han reducido hay que reducir  proporcionalmente el gasto en cosas superfluas y os daré unos truquitos para hacerlo.

 

 
 
468x60
468x60
 
 
 

Trucos para reducir gastos

 cuando vas de compras:

 

Ir con la lista de la compra y no salirse de ella mas que en lo imprescindible. Aquí empieza el primer problema, porque ¿Qué es exactamente imprescindible? Pensar con lógica cuando vamos a comprar.

 

Ir a las tiendas de barrio.

Tengo comprobado que cuando voy a las grandes superficies gasto mas de el doble de lo que pensaba gastar, y es que para eso están precisamente montados estos grandes centros comerciales,  para que te vayas paseando tranquilamente y pases la mañana o la tarde allí y hagas muchas más compras de las que necesitas.

Además suelen tener ofertas gancho para que vayas a por productos que tienen a precios incluso por debajo del precio de coste y de esta forma, ya que vas a por esos productos haces el resto de la compra en sus establecimientos y de paso siempre picas algo más.

 

Truco personal:

Un truco que tengo  es encargar a mi marido lo que hay que comprar. Le mando por wassap un mensaje con la lista de la compra y cuando sale de trabajar tiene un súper de barrio enfrente, coge las cosas de la lista y me las trae a casa, así no vamos toda la familia y no empezamos a echar cosas al carro. Como no es un centro comercial no hay mucho donde picar innecesario, pero tienes todo lo que hace falta para el uso diario, así compro de todo y sin salirnos en exceso del presupuesto. Y encima como lo hace cuando sale de trabajar no se entretiene demasiado porque está deseando irse para casa, con lo que no pica “casi nada” fuera de la lista.

 

 

Fuera el “Total por…”

Por ejemplo hay centros comerciales que ponen productos  a 1, 2 y 3  euros determinadas temporadas. Son precios gancho para que ya que coges estos productos hagas más compra en este centro y acabas gastando casi el doble de lo que pensabas…

Así con la justificación del “Total por…”, acabas cogiendo varias unidades de estos productos en principio económicos, pero que con la idea de “lo cojo para ahorrar” al final gastas mucho más de lo que pensabas. A veces tanto que luego no tienes tiempo de consumirlo y lo acabas tirando porque se ha caducado, con lo que en lugar de ahorrar, acabas tirando el dinero a la basura.

 

Comprar  “exactamente lo que necesitas”

Explicaré mejor esa idea con dos ejemplos.

Por favor que nadie se enfade conmigo con este ejemplo, pero después de tantos años dedicada a la venta este ejemplo se cumple en el 99,9% de lo casos...

Cuando un hombre va a un comercio a por un producto, sabe exactamente cual quiere, no suele mirar el dinero, puede que le parezca caro pero va, adquiere lo que necesita, lo paga y se marcha.

Cuando una mujer necesita comprar un producto, va a mirarlo, vuelve otro día a que le asesore la vendedora, compara precios entre distintos establecimientos, y como ya he explicado al principio de este post, los dependientes están para vender y enlazar ventas. A esta clienta que viene preguntando por un producto, la dependienta la asesora y la enlaza productos relacionados con el que necesita porque son complementarios a este. Como a la clienta le parece caro, busca un producto parecido en otra marca más económica y así la cliente se lleva un producto parecido pero no igual al que en principio estaba buscando porque  le está saliendo mas económico, pero sumando que al final se lleva dos o más productos complementarios al primero, al final se ha gastado bastante más que si hubiera ido directamente a por lo que necesitaba.

Con esto no estoy diciendo que la dependienta la haya engañado vendiéndole otra cosa, sino que ha utilizado el echo de que la clienta buscaba ese producto para hacer su trabajo, vender y enlazar ventas. La elección de comprar un producto diferente lo ha hecho la clienta.

Pero al final no se ha llevado el producto que buscaba exactamente sino uno parecido y se ha gastado más. 

Algunos también lo pueden ver como que ha adquirido más productos para lo que necesitaba a menor precio y que es un ahorro, pero como de lo que aquí tratamos ahora mismo es de “gastar menos dinerito” en este caso la mujer ha realizado  un coste mayor.

En definitiva, si queréis algo exactamente, comprar eso que necesiteis y no deis muchas vueltas porque en el camino de mirar a veces gastamos más de lo que pensábamos gastar en un principio.

 

 

Comprar por Internet.

 Ya se que puede parecer algo frío y a las personas todavía nos gusta ir a comprar para interactuar con otras personas, toquetear lo que deseamos adquirir, que nos asesore un vendedor y salir a dar una vuelta, y precisamente hemos dicho que de eso se valen los centros comerciales, pasas la tarde dando una vueltecita y vacías la cartera en sus establecimientos.

Cuando compras por Internet, no lo haces viendo todo lo que hay por los pasillos ni viendo las cabeceras expuestas de oferta, sino que buscas lo que necesitas lo encargas, viendo en todo momento cuanto llevas acumulado en el carrito de la compra, pagas y te lo llevan a casa. Te ahorras hasta el gasto de gasolina del coche, porque si superas un determinado importe hasta los supermercados te lo llevan a casa gratis.

Te dejo este post de Como ahorrar comprando por internet.

 

 

No ir a comprar en las horas de las comidas, sin haber comido.

Si vais a comprar a las horas de las comidas a hacer la compra comprobareis que de forma milagrosa y sin saber por qué, todos los miembros de la familia van echando cosas al carro totalmente innecesarias como bollos, chuches, galletas y refrescos que en otra hora igual no cogeríamos. Es un acto reflejo porque nuestro organismo nos lo pide, porque se acerca la hora de comer. Así que mejor ir a comprar pronto por la mañana o después de comer, nada de antes de la comida o de la cena.

 

 

No ir los viernes ni los sábados a hacer la compra.

Esto es algo que incumplimos casi todos pero os explicaré el porqué de esta exposición.

Hay estudios que demuestran que los viernes y los sábados estamos más relajados, porque hemos salido de nuestra rutina de trabajo semanal y tenemos tendencia a gastar mucho más y a meter en el carrito casi el doble de productos de lo que haríamos un día entre semana. Yo no tengo muy claro si es verdad o no, pero el estudio dice que al estar mucho más relajados y haber mucha más gente comprando esto nos lleva también a nosotros por impulso a adquirir más productos de los que en principio íbamos a comprar.

Así que si está dentro de nuestras posibilidades, hacer la compra los días de entre semana.

 

 

Hacer un cálculo mental de lo que vamos gastando, para que no haya sorpresas cuando lleguemos a pagar a caja. Muchas veces vamos echando los productos al carro por impulso casi sin pensa, y más aún si vamos sin lista de la compra, y cuando llegamos a caja ya no hay solución porque no lo volvemos a sacar del carrito. Si hubieramos hecho un calculo mental según lo vamos metiendo al carrito no nos llevaremos una sorpresa demasiado grande.

 

El último consejo ya es para casos límite:

Si sabemos que somos incapaces de contenernos comprando,

 aquí ya estamos hablando de casos extremos, 

dejar la tarjeta en casa y salir solo con efectivo.

 

Espero que os hayan gustado estos consejitos para no salirse del presupuesto.

Saludos.

Zoraida

 

Enlaces relacionados

Como ahorrar en la factura de la calefacción.

Como ahorrar al hacer la compra diaria por Internet.

 Como ganar dinero rellenando encuestas online 

¿Son iguales los medicamentos genéricos y los de marca?

 

 

 

300x250_Rebajas Junio

 

 

 

Tema: Formas de ahorrar: Fuera los "total por..."

Fecha: 28.01.2016

Autor: Maria Crochet

Asunto: Comentario

Buenos consejos! Yo suelo ir a medio dia a comprar, antes de entrar a trabajar por la tarde pero si soy de picar con cosas que, aunque al final se gasten o se usen, no son realmente necesarias.

Nuevo comentario

Degustabox por sólo 4.99€