¿Respiras mal con el aire reseco que deja la calefacción? Humidificadores infantiles.

12.03.2015 11:42

                

 

¿Tienes el ambiente en casa muy seco por la calefacción?

¿Se hace irrespirable el aire en casa en invierno por lo seco que esta?

 

 Las calefacciones en invierno resecan mucho el aire y dificultan la respiración, sobre todo cuando tienen catarro. Al tener las naricitas tapadas por los mocos, acaban respirando por la boca, y si el ambiente es muy seco se les acaba irritando la garganta hasta el punto de ponerse malitas y dolerles.

 

Los humidificadores son muy buenos cuando son pequeños para ayudarles a respirar mejor, pero no hay que abusar de ellos, ya que si los usamos de forma habitual nos habituamos a ellos y más adelante no nos acostumbraríamos a respirar en el clima seco, que es el natural, si vives lejos de la costa.

 Además un uso continuo muy prolongado en los años puede provocar problemas respiratorios derivando en asma a largo plazo. (Igual que si usamos Vicks vaporub de forma habitual en niños pequeños, que tambien puede provocar asma en niños menores de dos años. El uso ocasional por un catarro no es malo, aplicandolo en los pies o detrás de las orejas)

 

También hay almohadillas de olor de Vicks vaporub para humidificadores:

 

 

 
 

Son mejores los de vapor frío seco, porque si les cae directamente encima no les moja, si no es así  acabaría empapando tanto al bebe,  el suelo y la ropita de cama.

 

 

Tipos de humidificadores:

En el siguiente enlace podéis acceder a los distintos tipos de humificadores de diferentes marcas:
 
 
 
  • Humidificadores de suelo: Le hay grandes que se colocan en el suelo y sueltan el vapor para arriba, dando humedad a toda la habitación.

 
 
  • Humidificadores para comoda: Y les hay más pequeños que sueltan el vapor de modo lateral, con lo que habría que colocarles en un sitio un poco elevado como una cómoda alta, porque sino se caerá todo el vapor en el suelo, de esta forma el vapor lo puedes orientar para que vaya cerca del niño pero no directamente encima, porque aunque se supone que no mojan, siempre acaban humedeciendo donde cae, cuando suelta mucho vapor con el botón en el máximo.

 

Usar siempre agua mineral para rellenar el depósito del humidificador, porque  si el agua del grifo tiene mucha cal lo acabará obstruyendo y es muy difícil y costoso arreglarlo después.

Aun siendo un aparato bueno y usando agua mineral, se van deteriorando de forma que cuando es nuevo enseguida la habitación está cubierta por una niebla espesa, y coge muchísima humedad  en poco tiempo (lo podréis comprobar si tenéis un intercomunicador  que mida la humedad de la habitación. Son muy buenos los de “Philips Avent”, detectan cualquier ruido que haga el  pequeño permanentemente, la temperatura  y   la humedad de la habitación).

Modelos de intercomunicadores

 
 

Cuando pasan los años el humidificador deja de soltar tanto vapor, se va obstruyendo, y lo que antes salía por el aparato poniéndolo en el mínimo, ya no sale ni colocando el nivel  en el máximo.

Los puedes dejar toda la noche conectados con el depósito al máximo, y si se vaciase mientras dormimos, no tenemos que preocuparnos porque se queme el motor, porque ellos mismos se apagan por seguridad.

No son muy ruidosos pero hacen un ligero zumbido al que te vas acostumbrando, pero al principio es algo molesto.

Hay muchas marcas en el mercado, pero siempre recomiendo ir a por uno de calidad, porque al usar agua,   si no es muy bueno, enseguida le va a afectar la cal y bajará mucho el nivel de vapor que suelte.

Los hay más sencillos y en apariencia parece que hacen lo mismo pero no es verdad, cuando de nuevos unos tardan una hora en vaciar el depósito entero, si lo pones en nivel máximo, con el consecuente aumento rápido del nivel de humedad de la habitación, otros pueden estar horas encendidos mucho más tiempo y prácticamente no disminuye  nada el nivel de agua del depósito y no sube el nivel de humedad del ambiente.

Los que funcionan muy bien se notan enseguida porque es exagerado entrar en una habitación cuando han soltado todo el vapor del agua depósito.  Para que os hagáis una idea, es como entrar en una habitación llena de niebla.

Normalmente no necesitamos tanta humedad, pero el día que los peques están malitos y se les reseca mucho la nariz y no pueden respirar, el conseguir este nivel de humedad en la habitación hace que no se les reseque la garganta, porque cuando tienen tapada la nariz acaban respirando por la boca, y si el ambiente está seco, no solo estarán obstruidos por los mocos por la nariz, sino tosiendo porque se les seca la boca y les acabará doliendo.

 
  • Humidificadores con aceites esenciales. Son igual que los anteriores, se llena el depósito de agua, se enchufan y tienen un nivel para regular el nivel de humedad. La diferencia con los infantiles tradicionales es que se les pueden añadir aceites esenciales como mentol o eucalipto, que ayudan a respirar. No están aconsejados para niños muy pequeños. Estos aceites esenciales solo se pueden añadir a humidificadores específicos para ello, si lo añades a uno tradicional no preparado para que adiccionemos estos productos lo estropeas.
       
 
     
 
  • Humidificadores para radiador: Si queréis conseguir habitualmente un nivel elevado de humedad en toda la casa en invierno para evitar que se reseque todo el aire que respiramos, una buena opción es colocar humidificadores en los  radiadores. Estos son unos cuencos que van colocados colgados de los radiadores con unos ganchos, pueden ser de porcelana o de acero, se rellenan de agua y con el propio calor de la calefacción hace que se evapore el agua y esté permanentemente dando humedad a las habitaciones donde los tengamos colocados.
 
 
           
 
 
Los siguientes humidificadores decorativos de cerámica me han parecido una auténtica cucada para regalar o decorar:
 
 
 
 

Hay que tener cuidado con los de casco, porque a los niños les llaman mucho la atención y siempre intentan cogerlos para jugar, y cogerlos y soltarlos para que hagan ruido al golpear contra el radiador. Con estos juegos  suelen derramar el agua y los que son de porcelana se acaban cascando con los golpes.

 

Truco para niño atascado con moquitos: Si colocamos la cebolla picada en trocitos al lado del humidificador, el ambiente húmedo expandirá más la esencia de la cebolla, y si el niño está malito sin poder respirar bien, en media hora veréis que respira prácticamente con normalidad.

 

Un nivel óptimo de humedad para que duerman los pequeños, sería conseguir el nivel que hay en el ambiente de forma natural en cualquier zona costera, es decir entre 55 y 65  por ciento de humedad.

 

 

Enlaces relacionados

¿Sabéis como ayudar a dormir a vuestros hijos cuando tengan mocos?

Noches de un tirón. Frutas para cenar.

Mis primeros dientes. Collar de ámbar para mitigar el dolor.

Gran rebrote de varicela en niños en España. ¿Estamos haciéndolo bien con el cambio de fechas de vacunación?

 

 

Tema: Humidificadores. Cuando usarlos.

Fecha: 29.02.2016

Autor: divina

Asunto: Tomo nota

me ha gustado mucho tu post y tus indicaciones y creo que voy a empezar a poner algún humidificador en casa aunque sea en el radiador estos en forma de gato los encuentro muy bonitos así tendremos menos sequedad de boca y de cuello

Nuevo comentario